Saltar al contenido

Técnicas para mejorar la autoestima

¡Sí! ¡Existen técnicas para mejorar la autoestima!

En el transcurso de nuestra vida, vamos desarrollando una personalidad que depende mucho del trato de  las personas que nos rodean. Esto permite que como individuos, podamos adquirir ciertas vivencias que puedan ser valiosas, dependiendo de la aceptación que logremos de nosotros mismos.

A esto se refiere la autoestima.

La autoestima, aunque se emplea para todos los aspectos de las relaciones entre las personas, tiene que ver fundamentalmente con lo que pensamos, sentimos y realizamos hacia nosotros mismos, de esto se desprende el rol que juega para el la satisfacción personal del individuo.

La autoestima es la valoración que  nos hacemos de nosotros, así como también de nuestra aceptación como persona valiosa, unido al sentimiento de valoración personal, no es algo con que se nace, sino que se obtiene en el transcurso de nuestras vivencias.

En este post trataremos el tema, la autoestima se puede mejorar con técnicas, y de ello vamos a hablar.

Técnicas para mejorar la autoestima

No hay una receta para la autoestima, pero hay técnicas.

Ya mencionamos que la autoestima se puede aprender de nuestras interrelaciones con el entorno, que influyen en el  comportamiento y la asimilación de la opinión de los demás respecto a nosotros.

Por lo tanto, para poder enfrentar los retos de esta sociedad tan cambiante y exigente, se tiene la necesidad de adquirir una  verdadera autoestima, que permita al individuo alcanzar todo lo que se proponga con firmeza y determinación.

Para ello, es necesario realizar una serie de tareas que se deben poner en práctica y ser perseverante en lo que se proponga, para ir adquiriendo poco a poco la mayor confianza posible en sí mismo, y por ende elevar el grado de seguridad y determinación a la hora de enfrentar los retos.

Técnicas para mejorar la autoestima

La autoestima puede ser modificada, podemos cambiar ciertos aspectos de nosotros, para lograr el éxito en todo lo que emprendamos.  Esto se puede alcanzar si nos planteamos un proyecto de superación personal donde se propongan los aspectos a mejorar  y tratar de lograrlo. Para cambiar la autoestima hay que esforzarse en modificar las cosas que no nos agradan de nosotros mismos.

Como la autoestima puedes cambiarla, la podemos corregir con la finalidad de obtener beneficios propios.  Los cambios que necesitas para mejorar tu autoestima pueden lograrse empleando ciertos procedimientos que ayudaran a planificar cualquier proyecto de vida que te proponga.

¡Plantéate tu proyecto!

Puedes comenzar con un proyecto sencillo de algo que desees corregir de tu persona. Lo primero que debes hacer es preguntarte que es lo que quieres cambiar o que conducta deseas rectificar, ubicarte en lo que en realidad aspiras para mejorar tu persona, es decir tu meta.

Una vez que tengas claro lo que deseas alcanzar,  plantea de forma ordenada una serie de actividades que te permitan  aumentar la autoestima. Para poner en prácticas estas tareas, deben estar bien definidas y cada una de ellas tiene que tener un propósito determinado dependiendo de lo que desee cambiar de ti. Es decir, trazarte objetivos específicos de esas actividades propuestas.

Por ejemplo si deseas tener mayor confianza en ti mismo, una actividad seria comenzar a relacionarte con otras personas, de tal forma que empieces a perder el miedo de comunicarte e ir adquiriendo más soltura al momento de  expresar tus ideas

Una vez que tengas identificados los objetivos y las actividades, debes ubicarlas en un tiempo determinado, tratando que no sean muy extensos,  para que la puedas cumplir y no la abandones.

Luego de tener claro lo que tienes que realizar para alcanzar lo que te has propuesto lo plasma en un plan, dónde vas a anotar la meta que desees alcanzar, los objetivos, las actividades que vas a realizar y el tiempo.

Solo te faltaría ponerlo en práctica, después  de los lapsos propuestos, debes hacer una revisión de todo para valorar los resultados obtenidos, con la finalidad de rectificar si es necesario o felicitarnos por lo logrado. En caso de que algo haya fallado, no desanimes, más bien tomarlo como aprendizaje. Errar es de humano

Como ves  no es tan complicado, ¿tienes alguna anécdota o experiencia que quieras comentar? Te invitamos a que lo hagas por aquí.

 

Referencias: (1) (2)